¿Qué es el desarrollo personal?

Estarás de acuerdo conmigo en que la mayoría de nosotros hemos vivido bastante tiempo en piloto automático durante los últimos años, y tampoco hemos sido muy conscientes de ello ¿verdad?

Así lo siento yo, y es por eso que, aprovechando la resolución de año nuevo me propuse cambiar. Me he dado cuenta de que hay mucho por aprender.

Quiero conocerme en profundidad. Quiero “empezar de cero”, pero con la ventaja de que no será así porque me quedaré con aquello que me gusta de mí y desecharé aquello que no me gusta tanto.

Esto ESconciencia y aquí quiero compartir mis progresos y otras curiosidades, así que si te sirven para algo, me alegraré un montón 😊

Mi futuro YO empieza YA.

¿Y el tuyo?

 

 

Mi definición de Desarrollo personal

 

Lo definiría como una filosofía de vida, motivada por el aprendizaje continuo, cuyo fundamento principal es la autoconciencia. Creando así un punto de partida en el que el individuo acepta la responsabilidad sobre sí mismo y sobre su realidad.

Tiene lugar una transformación integral de la persona y de las creencias que la forman, liberándose así de los prejuicios y abriéndose al conocimiento. Desde estas premisas se irá forjando una nueva actitud consciente, la cual va a determinar cada decisión y cada comportamiento. Por último, los comportamientos con los que más nos identifiquemos pasarán a conformar nuestros hábitos y así dar forma a nuestro día a día.

Todo esto con el objetivo de avanzar hacia una vida personalizada. Alcanzando así nuestro verdadero potencial de autorrealización.

 

Desarrollo personal y conciencia.

 

Sencillamente me gusta referirme a la conciencia como aquello que nos permite “ver más profundo”. No sólo ver el efecto (resultado) sino también la causa.

Creo que uno de los pilares fundamentales del desarrollo personal comienza por observar “ de qué estamos hechos” (autoconciencia). Ya sean: pensamientos, emociones, deseos, comportamientos, creencias…

Un ejemplo rápido me viene a la cabeza: cuando pensamos “qué ganas tengo de comer” no significa que nosotros seamos ese pensamiento ni que debamos satisfacerlo. Quizá en ese momento no necesitamos comer ¿Qué pasaría si cada vez que esto pasase volviéramos a comer? Pues que nuestra salud empeoraría.

Por lo tanto, no somos nuestros pensamientos sino que los producimos. Y una vez que somos conscientes de que tenemos una “máquina” de producir pensamientos, la siguiente tarea será entenderlos.

Siguiendo con el ejemplo de arriba, una vez que entendemos que no queremos empeorar nuestra salud, ese pensamiento irá debilitándose y no nos afectará como al principio. Se modificará nuestro pensamiento conscientemente, y también así nuestras emociones. “El placer que antes nos producía comer a todas horas, ahora nos lo produce el no comer y mantenernos sanos.” ¡Eso es! Desarrollo personal.

Bien, una vez que comprendemos que el desarrollo de la conciencia equivale a un desarrollo de la persona entramos en un bucle positivo que se retroalimenta y que, como en el caso de arriba, nos lleva hacia un placer más duradero.

La idea principal por la que hacemos todo esto, es la de modificarnos a nosotros mismos, a nuestro gusto. Empezando por nuestra forma de pensar y acabando por nuestras acciones.

Si esto suena a jugar a ser Dios, entonces creo que somos más Dioses de lo que siempre hemos creido.

 

¿Qué proceso sigue?

 

¿Cómo comienza todo esto? Pues según mi experiencia…

Una de las formas más comunes es empezar con una sensación de incomodidad, sin sentido, de no estar aprovechando el tiempo… que se va acumulando, en menor o mayor medida, hasta que normalmente pasan tres cosas:

  • Te das cuenta un día de buena mañana (Algo hace click)

Te das cuenta de que sentirse mejor depende de ti más de lo que pensabas, sin embargo, te has estado dejando llevar mucho tiempo. Quizás estabas simplemente cómodo y es hora de ponerse a aprender cosas nuevas. Abrazas el cambio poco a poco. Aceptas tu responsabilidad.

  • Te das cuenta un día de mala mañana (Has explotado).

La situación ha llegado demasiado lejos. “Estoy harto de sentirme como una mierda”. “Me dejo de fumar y de comer mal”o “mi relación amorosa tiene que acabarse”o “me dejo el curro este pero ya”, “me largo del país”… y empieza así una nueva vida, bruscamente. Aceptas tu responsabilidad y das un gran paso.

  • Nunca te das cuenta. Te entretienes para evitar enfrentarte.

Quizá estés cómodo y pasan los años sin mucho calentamiento de cabeza, evitando preguntas de este tipo. O quizá estés incómodo, pero lo ves normal y pasas tu tiempo libre anestesiado por algún pasatiempo. No se acepta la responsabilidad de dar ningún paso. “Quizá la suerte me rescate o me toque la lotería.”

A veces con una fase es suficiente, pero yo pasé por todas ellas, tal que así : 3, 2, 1… YA! ( y en el YA! He creado este blog jaja)

Resumiendo, el desarrollo personal implica cambio. Y cada cambio implica crisis, incomodidad. Una vez que se empieza a estar cómodo con los cambios que implica un aprendizaje continuo, el recorrido lo va a marcar la siguiente pregunta.

    …ya no sólo sería la pregunta ¿Quién soy? sino,

¿en quién quiero llegar a convertirme? ¿Cómo sería mi ser ideal?

¿Qué me dirías si te dijera, que todo lo que hay a tu alrededor ha sido creado por gente no más inteligente que tú? Esta es una de mis frases favoritas de Steve Jobs.

 

¿Por dónde empiezo mi desarrollo personal?

 

Me parece una buena idea dividir la tarea en partes más pequeñas. De esta forma podremos enfocar mejor. Eso sí, sin olvidar que al final todas las categorías se solapan unas con otras. Por ejemplo, por mucho que en lo profesional y lo financiero te vaya genial no vas a sentirte completo si en lo demás te va de culo.

Estas áreas son:

Salud

Finanzas

Amor

Espiritual

Personalidad

Relaciones sociales

Mentalidad

Emocional

Familiar

Profesional

 

La idea es que identifiques dónde estás en cada una de ellas. Después, reflexiona lo siguiente: ¿Cuál es tu visión? Es decir, ¿dónde te imaginas en cada una de ellas?, ¿Por qué quieres llegar hasta ahí? y por último, ¿cómo vas a conseguirlo? El objetivo es estar lo más contento posible con nuestras acciones.

 

Mis conclusiones

 

Después de escribir todo esto, me llama mucho la atención la resistencia que siento en mi cabeza cuando pienso sobre cuestiones tan profundas y a la vez trato de ser consciente de esos pensamientos, es como si picara, como si hubiera una pared que romper a cada cinco pasos.

Aunque, lo cierto es, que mientras lo hago, ya no noto la sensación de estar perdiendo el tiempo y parece como si mi vida se abriera a otros resultados.

 

“Un viaje de miles de kilómetros, empieza por un solo paso.”  Lao-Tse.

 

 

Fuente de foto aqui

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.